Compartir este artículo

Isapres proponen la creación de un Plan de Salud Universal mediante la colaboración público y privado

La Asociación de Isapres de Chile, que agrupa a las instituciones que atienden hoy a más de 3,3 millones de personas, presentó una propuesta para mejorar el sistema de salud basado en la creación del denominado «Plan de Salud Universal (PSU)».

Este sería un sistema de colaboración entre los sectores público y privado, siendo “el reflejo de las prioridades de salud que el Estado establezca”, precisaron desde el gremio. De esta forma, este plan de salud universal garantizaría un estándar de calidad, prestaciones similares para todos y una mayor fiscalización, con el fortalecimiento de la Superintendencia de Salud.

El presidente de la Asociación de Isapres, Gonzalo Simon, expresó que “se requiere avanzar de manera decidida en materializar una reforma sustantiva, profunda y permanente al sistema de salud vigente en Chile”.

“Estamos convencidos de la urgente necesidad de abordar el anhelo de la ciudadanía por contar con un sistema de salud más justo y equitativo. Del mismo modo, estamos seguros de que podemos seguir siendo un aporte tanto en el debate sobre las modificaciones necesarias al sistema, como en el futuro sistema de salud que acuerden el Congreso y la Convención Constitucional”, agregó.

Ejes de la propuesta del nuevo plan de salud

El eje estructural de la propuesta del gremio se basa en la complementariedad del sistema público con el privado, de tal forma de avanzar en cobertura y calidad, mediante la creación de este Plan de Salud Universal.

La propuesta también contempla la creación del Instituto de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (Inetesa), que tendría el mandato y la autoridad para determinar los aspectos relevantes del PSU, establecer las nuevas tecnologías y prestaciones preventivas e indicar las enfermedades, medicamentos y protocolos que podrán ser incluidos en el plan, entre otros.

En esa línea, proponen mejorar la capacidad de fiscalización de la calidad de las prestaciones, fortaleciendo las facultades de la Superintendencia de Salud, entidad que será encargada de velar por el cumplimiento del PSU en los sectores público y privado; la movilidad y la universalidad del Plan de Salud Universal; la creación de un fondo de compensación por riesgo de todo el sistema de salud, tanto público como privado; y por último, crear una nueva institucionalidad para la recepción y administración de las licencias médicas.

Gonzalo Simon, expresó que «el sistema privado ha demostrado ser un aporte fundamental en la salud de los chilenos y parte importante en el funcionamiento del sistema», y agregó que «creemos que mejorar el actual sistema de salud es un desafío de todos, para lo cual mientras más actores contribuyan en salud, más y mejor acceso obtendrán los pacientes».

Desde las isapres destacan que para concretar el avance hacia un Plan de Salud Universal deberá existir un período de transición, de modo de “garantizar la continuidad de las prestaciones y la atención a la población, evitando cambios abruptos que puedan desmejorar el acceso a la salud”.

Artículos relacionados