Compartir este artículo

Japón realizó importante donación de equipamiento médico para la red hospitalaria del país

En una ceremonia celebrada en el auditorio Alma–Ata del Ministerio de Salud, el titular de la cartera, Enrique Paris, junto al subsecretario (s) de Redes Asistenciales, Nicolás Duhalde y el Director Ejecutivo de la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID), Cristián Jara, agradecieron al gobierno de Japón, a través de su embajador en Chile, Shibuya Kazuhisa, la entrega de una importante donación de equipamiento médico para atender pacientes graves afectados por el virus SARS-CoV-2 en la red hospitalaria del país.

Esta donación ha permitido fortalecer el sistema de salud, gracias a la incorporación en 2021 de nueve monitores desfibriladores en los hospitales San José, Luis Tisné y Barros Luco, en la región Metropolitana; de Quilpué y Los Andes, en la región de Valparaíso, y en el hospital Dr. Benicio Arzola, en la región Ñuble.

El ministro Paris agradeció al gobierno de Japón, a su embajador y al Emperador Naruhito por esta donación que significará un avance magnífico para los hospitales de Chile. “Esta relación tiene que continuar y queremos establecer un programa de cooperación con entrenadores que en el futuro puedan enseñar a mucha gente a usar estos equipos en nuestro país. Muchas veces cuando se dice que alguien murió de muerte súbita, lo que en realidad pasa es que se produce una arritmia severa, una arritmia ventricular generalmente, que si no es tratada a tiempo con el desfibrilador produce la muerte del paciente. Por lo tanto, vamos a evitar muchas muertes si nosotros hacemos una buena campaña de conocimiento de este tratamiento y del uso adecuado del desfibrilador”, indicó el ministro.

Sobre este punto, el embajador Shibuya Kazuhisa explicó que “en Japón los equipos desfibriladores se popularizaron rápidamente producto de un accidente en el que un estudiante de secundaria se desmayó mientras practicaba baseball y falleció debido a la falta de un desfibrilador. En la actualidad, están salvando numerosas vidas y estoy convencido de que estos también lo harán en Chile en situaciones donde se necesite reanimación de emergencia”, precisó.

El subsecretario (s) de Redes Asistenciales, Nicolás Duhalde, recalcó que “para nosotros es muy importante que el gobierno de Japón tenga entera seguridad de que este equipamiento se entregó a fines de julio de 2021 en distintos hospitales de la red, y que el personal de salud también recibió la capacitación necesaria para atender pacientes que requieren este tipo de tecnología médica en su tratamiento”. La pandemia, agregó, “no es sólo un desafío de algunos, sino de toda la humanidad y estoy seguro que con la tecnología de Japón, su generosidad y el potencial de nuestro país se podrá formular un sistema de cooperación en salud que favorezca a ambos países”.

De su lado, el director ejecutivo de la AGCID explicó que desde el año 2020 el organismo ha volcado todos sus esfuerzos en redistribuir recursos y generar acciones que ayuden a dar respuesta, a través de la cooperación internacional, a la crisis sanitaria y sus efectos. “Uno de los acuerdos que destacamos y que fue gestionado por la Agencia, es la donación de US$ 4,6 millones en equipamiento médico por parte de Japón, con el fin de reforzar el sistema de salud nacional. Aprovecho la oportunidad para agradecer a Japón esta ayuda, país con el que mantenemos una sólida relación de cooperación», afirmó Cristián Jara.

Junto a la donación de estos nueve monitores desfibriladores, Japón entregó a la red hospitalaria insumos para su operación y siete años de garantía con un servicio técnico autorizado de la marca en Chile, lo que evitará enviar los equipos al extranjero para su mantención.

Próximamente la red asistencial también recibirá una nueva donación del país asiático, se trata de diez equipos digitales de radiología osteopulmonar por un monto de 2 mil 800 millones de pesos. Con estos equipos será posible diagnosticar a personas politraumatizadas que no pueden ser trasladadas a la mesa de pacientes por la complejidad de sus lesiones, mejorar la atención de personas con movilidad reducida y acelerar los tiempos de atención de urgencias en hospitales de alta y mediana complejidad.

Al igual que los equipos desfibriladores, este nuevo equipamiento será distribuido según las necesidades de reposición de los distintos establecimientos del país.

En la ceremonia también participaron el primer secretario del Departamento de Economía y Cooperación Técnica de la embajada nipona en Chile, Daisuke Kawata y profesionales responsables de equipamiento médico y coordinación de asuntos internacionales del Ministerio de Salud, Carla Sierra y Alfredo Bravo, además de la jefa de la División de Atención Primaria (Divap), Adriana Tapia.

Artículos relacionados