Compartir este artículo

Sochimef envía carta el ministro de Salud respecto al financiamiento de las APS y despido de personal de salud

La Sociedad Chilena de Medicina Familiar (Sochimef), emitió recientemente una carta dirigida al Ministro de Salud, Enrique Paris pronunciándose sobre del término del financiamiento de las acciones de trazabilidad y seguimiento en la Atención Primaria de Salud (APS) y la desvinculación de funcionarios y profesionales de la salud a fines de septiembre.

“El sistema sanitario, y particularmente la atención primaria, es un elemento clave para abordar las inequidades en exposición y vulnerabilidad diferencial al COVID-19”, expresaron, argumentando que las medidas del Minsal vulneran “nuevamente la salud pública del país”, además de no estar de acuerdo con el despido del personal de salud contratado durante la crisis sanitaria puesto que “han sido esenciales para el control de la pandemia”

“El término de las acciones de seguimiento (APS) trae como consecuencia un debilitamiento de estas acciones, un inminente aumento de los contagios en familias, escuelas y trabajos, y el posterior colapso de la red sanitaria”, aseguran.

Al respecto, el Médico de Familia Camilo Becerra, vocero de la Sochimef, aseveró al Diario U. de Chile que “la autoridad sanitaria nos ha sometido a un falso dilema, ya que ellos argumentan que este cambio en la estrategia de las acciones de Testeo, Trazabilidad y Aislamiento (TTA) en la Atención Primaria, obedece a que deben retomar las atenciones desplazadas producto de la epidemia y enfocarse en la estrategia de vacunación. Como Sociedad Chilena de Medicina Familiar consideramos que se deben realizar todas las acciones necesarias para controlar la epidemia y además retomar las atenciones desplazadas. Nos entrega un presupuesto acotado y nos da a elegir entre realizar acciones de trazabilidad o retomar las acciones desplazadas o de vacunación”.

En tanto, en el documento recalcan que “A pesar de los consejos de expertos de sociedades científicas, epidemiólogos/as y salubristas del país, una vez más se hipoteca la posibilidad de controlar la transmisión de los casos desde el territorio. Sabemos quiénes pagarán los platos rotos en un país social y económicamente tan desigual como Chile. Fuera de cualquier romanticismo ideológico, la gestión local de la APS, el enfoque en los determinantes sociales de la salud y la territorialidad son herramientas clave para cualquier intervención sanitaria de alcance universal que se pretenda instalar en Chile”.

El documento, además, recuerda al Minsal que “la Sociedad Chilena de Medicina Familiar participó activamente en la mesa para el fondo extraordinario de salud de dos mil millones de dólares que realizó la Cámara de Diputados de la República de Chile. Nuestras propuestas están recogidas en ese documento que está en sus manos. En sus manos está, también, retomar el trabajo conjunto y coordinado con la APS, que usted mismo inició cuando asumió su trabajo como ministro de Salud”.

Artículos relacionados